¿Qué es la infidelidad emocional?

Tanto se habla de la infidelidad sexual que no se le presta atención a este tipo: la emocional o afectiva y puede ser igual de dolorosa. Qué es, sus posibles causas y cómo superarla.


Si prefieres escucharlo, aquí tienes el podcast:


Con la llegada de las nuevas tecnologías y ahora la situación de distanciamiento social en todo su esplendor, la infidelidad emocional ha ganado terreno.


Teniendo en cuenta que cada pareja tiene sus propias reglas y acuerdos (no deben serlo el maltrato y la manipulación), la infidelidad suele ser uno de los más grandes motivos de desengaño, traición y ruptura.


¿Qué es la infidelidad emocional?


La definición es simple, el acuerdo en la consideración es donde se complica.


Definición: la situación que se da cuando uno de los miembros de la pareja establece una relación de intimidad e intercambio de sentimientos y emociones con otra persona que van más allá de la amistad.


Consideración: la parte compleja es la forma en la que se interpreta que esto ha pasado y si se han roto o no los acuerdos de pareja acordados (si es que se acordaron).


A no ser que se hubiera acordado al comienzo o en algún momento de la relación, qué tipo de relaciones afectivas se pueden tener con otras personas, la infidelidad emocional será algo a interpretar en el momento que ocurra, de ahí el desastre. La persona que haya cometido el intercambio afectivo tratará de relativizar el problema y la otra persona de darle importancia.


Posibles causas


La que suele ser la principal es la falta de comunicación, ya que antes de que se de la infidelidad veo que coincide con que la persona que la cometió se sentía poco escuchada por su pareja, no se sentía ya con comodidad para expresar sus sentimientos o no había fluidez en las conversaciones entre ambos. Ello lleva a no estar emocionalmente presente y a la búsqueda aunque sea inconsciente en un primer estadio de llenar esta carencia afectiva-emocional con otra persona.


La escasez de muestras de cariño y comprensión por estar centrado en uno mismo, su trabajo, aficiones o lo que sea.


La monotonía y aburrimiento son también un imán para la infidelidad emocional. Uno busca nuevas experiencias, más emocionantes, más profundidad en la relación con alguien amigo.


La insatisfacción sexual y de pareja si ocurre que no se comparten gustos, aficiones o formas de ocio, también puede llevar en un primer momento a la búsqueda o conexión con personas que se compartan y se establezca una conexión muy satisfactoria y profunda, derivando pues en una infidelidad emocional.


Claves para superarla


Independientemente de si se decide romper la relación o seguir adelante y tratar de superar la infidelidad, esto es mi aportación para superarla, que en cualquier caso es en lo que sí o sí debes trabajar.


Comunicación, mejorarla por lo menos en esos primeros momentos, días, meses. Es muy saludable hablar de lo que ha pasado, siempre con buena actitud, no beligerante y comunicarse siempre desde la solución. Es legítimo reclamar, enfadarse, llorar, volver a preguntar, querer entender. Aunque tengas terremoto de emociones, date un día para reflexionar honestamente solo contigo, repito honestamente de si quieres arreglar o pelear.


Es natural que ambos os sintáis culpables por la situación. El infiel por la traición y poner en peligro la relación y el otro sin dejar de preguntarse qué hizo mal para que esto pasara, cómo no lo vio, y otras formas de automachaque. Ninguna de las dos conduce a una superación exitosa, aviso, lo que ha pasado, ha pasado y a aceptar y apostar por el arreglo y el compromiso. Soltar el rencor y resentimiento. Fundamental para la salud mental de ambos, pedir perdón y perdonar, independiente de seguir juntos o separados. Aceptar que todo (no) terminó.


Te vuelvo a recomendar trabajar la autoestima, es un punto clave en este tipo de situaciones también.

20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo